lunes, 10 de septiembre de 2012

Importancia del talento humano en las empresas


La administración de talento humano es la disciplina que persigue la satisfacción de objetivos organizacionales contando para ello una estructura a través del esfuerzo humano coordinado”. El cual el ser humano es protagonista en las organizaciones y de mucho interés para estas ya que de su alto nivel de productividad y eficacia depende la prosperidad de la empresa.

Es indudable que la gestión del talento humano ha experimentado diferentes cambios estos últimos años, estos se deben en gran medida a la denominada “globalización” que está representada por diferentes aspectos: tecnológico, económico, social, y cultural, la cual tiene aspectos positivos y negativos y que al generar mayor competitividad laboral afecta directamente el área de gestión humana porque al competir con empresas internacionales nos vemos en la necesidad de utilizar sus mismas estrategias y a mezclarnos con sus procesos sin tener en cuenta nuestra cultura y además anteponiendo los resultados financieros por encima del bienestar de los trabajadores, pero eso es casi inevitable porque la globalización hace parte de nuestro diario vivir por el solo hecho de que toda empresa o país desea ser competitivo e ingresar al mercado mundial. Por eso se hace necesario analizar las nuevas condiciones que la globalización impone y de esta manera  establecer y proponer estrategias de gestión humana de carácter global que posibiliten la  competitividad, sin afectar los intereses individuales y colectivos de los colaboradores.
 
 
De igual manera se puede observar que en pleno siglo XXI los colaboradores son considerados como activos generales de la empresa, sin tener en cuenta que estos merecen ser valorados y reconocidos como seres integrales y no simplemente como un engranaje más dentro del proceso de producción, es muy importante según Aktouf (1998) involucrarlos en la actividad que desempeñan y permitir que aporten sus ideas. Indudablemente este hecho direccionara la empresa ya que se conocerá las fortalezas y debilidades de la misma (en cuanto a personal se trata) y disminuirá la incertidumbre creando una identidad, y así afrontar cualquier situación que se pueda presentar tanto interior como externamente.

 
Teniendo en cuenta que los trabajadores no son recursos, si no que tienen recursos (conocimientos, capacidad, experiencia) hoy en día se administran talentos, competencias y valores. y gracias a estos atributos las empresas han podido maximizar su productividad y cumplimiento a sus planes estratégicos, teniendo en cuenta que los trabajadores y jefes deben trabajar en equipo, el jefe debe conocer las competencias y habilidades de sus empleados y sobre todo tienen que tener continua comunicación, el entorno de trabajo debe ser cálido armonioso y remunerado.

 
Vale la pena aclarar que para hacer más eficiente el área de gestión humana se han implementado algunas tendencias, unas favorables para el personal otras no tanto, las primeras son consideradas competencias adaptativas que redunda en beneficio para el personal ya que le permite asumir nuevos roles y retos en su actividad laboral potenciando su desarrollo en la empresa y aumenta la posibilidad de hacer carrera dentro de la misma. Las segundas  no favorecen la estabilidad laboral ni brindan condiciones de contratación adecuadas para el empleado y  para la empresa, ejemplo de este modo de reclutación son los outsourcing, cuyo objetivo es disminuir costos por medio de la tercerización, causando un efecto de disminución en los salarios y en casos extremos lesionando los derechos de los trabajadores. Los outsourcing van en contra de la prioridad de gestión humana que es lograr la evolución entre la relación de la organización con sus empleados, debido a que como los trabajadores no son pagados por la empresa este hecho no genera lealtad hacia la misma y mucho menos sentido de pertenencia, además la deserción suele ser mayor ya que en la mayoría de los casos los empleados encuentran un empleo con mejores condiciones obligando a la empresa a sustituirlos tarea que muchas veces no es fácil. Otra desventaja de los outsourcing es que no les ofrece a los empleados un espacio de promoción o de integración real a la empresa que los contrata, generando en estos la sensación de no pertenecer a ella, ni el interés de relacionarse con la misma.

Como afirma Ivancevich,  Dibson y Donelly (2003) “que desde el área de gestión humana debe fomentarse el desarrollo y la satisfacción de los trabajadores y además evidenciarse un interés claro y marcado de la organización en las personas, tratándolas como individuos y contribuyendo a la satisfacción de sus necesidades”, solo desde este punto de vista es posible lograr el éxito para la compañía y para el colaborador.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada